Con Chicha y Limona

Artículos         Crítica         Noticias  




HALLOWEEN, Demonios y brujas ¿son cristianos?


calabaza

¿Quién de nosotros no ha visto brujas, demonios, vampiros…en la última noche de octubre? ¿Quién no se ha disfrazado de estos seres alguna vez? Una fiesta que está envuelta en la OSCURIDAD, en la MUERTE e incluso el SATANISMO. Nosotros los CRISTIANOS, si somos de Cristo que es VIDA y LUZ, ¿por qué nos cambiamos al bando contrario? ¿Quizá porque está de moda?

[seguir leyendo...]

El amor que construye


cadenas-rotas

“Me muero. Se me va la vida, poco a poco, lo noto, estoy agonizando. Pero, por qué, si no estoy enfermo…pero sé que estoy muriendo, a pesar de que lo tengo todo, absolutamente todo, no me falta nada… o sí… Siento que mi corazón no bombea,….

[seguir leyendo...]



No pienses


No pienses, déjate llevar. Eso es solo lo que te pido: no pienses. ¿Me harás ese favor?
Es un gran alivio que no pienses, tanto para ti como para mí. ¿Por qué? Estás diciéndote para ti. Uffff, empezamos mal. Ya estás pensando. El principal paso para no pensar es no preguntarse el porqué de las cosas. No preguntes. ¿De acuerdo? Déjate llevar. Pero, por qué, te vuelves a repetir. Estás siendo bastante rebelde. Te voy a poner un ejemplo para que lo imites. Estudiante universitario tiene un examen al día siguiente:

“Menudo bodrio de clase y que rollazo. Y mañana examen…habrá que estudiar. Me da tiempo, tengo toda la tarde”. Sale de clase, y se encuentra con sus amigos de la otra clase: “Vamos a tomar algo, vente”. “Tengo que estudiar, mañana tengo un examen importante”. “Bueno, solo será un rato”. Nuestro querido estudiando accede. Al final está dos horas. Llega a casa. Deja los libros. Está cansado y con pocas ganas de hacer nada. Se sienta en el sofá, coge el mando, enciende la televisión y está una hora hasta que se acuerda de su examen.

[seguir leyendo...]

Cuaresma 2010:

tiempo para descubrir la belleza del crucificado.


Con motivo de la peregrinación de la Cruz de los Jóvenes, que nos conducirá a las Jornadas Mundiales de la Juventud, se nos pone en la perspectiva de reflexionar qué supone para nosotros la Cruz de Cristo. Cómo todo lo que hacemos en nuestra vida, incluso en la parroquia, puede suponer una cuestión más, o bien, algo que ha cambiado nuestra vida, una oportunidad para hacer más auténtica nuestra experiencia del Señor. Seguir el camino de la cruz. Éste es el tiempo que nos toca vivir ahora en esta Cuaresma 2010.

En el Evangelio se nos van a anunciar por tres veces que el Señor va a subir a Jerusalén para ser crucificado y, en las tres, acto seguido, los discípulos no se enteran de nada y quieren los primeros puestos. Al leerlo me venía a la cabeza la palabra humildad. Y, como el del chiste, de humildad… ¡ya andamos sobraos!

«El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga». Parece duro este precepto del Señor, pero la carga se hace llevadera porque sabemos quien nos lo pide. Sólo ante una experiencia real de Cristo podremos comprender qué es la Cruz, sólo conociéndole a Él abrazaremos la Cruz y diremos: mi cruz es llevadera y mi carga ligera.

[seguir leyendo...]

La belleza salvará al mundo


Antes del siglo IV, la fiesta de la Navidad coincidía con la fiesta de la Epifanía. Era una de las grandes fiestas en las que se celebraban las Teofanías de Dios, como momentos de luz a lo largo de un año. Durante mucho tiempo, se denominó a la Natividad como «Fiesta de las luces». Así como los libros litúrgicos llamaron a estas manifestaciones «Pascuas». El año litúrgico, la existencia cristiana, caminaba en su entrega personal y comunitaria entre dos grandes focos de luz: la Pascua de la Natividad y la Pascua de la Resurrección; la encarnación y nacimiento del Hijo de Dios y su entrega y resurrección por nosotros. Iban precedidos de sendos periodos de preparación, uno, el Adviento, el otro, la Cuaresma.

Algunos dirán que ¿para qué necesitamos este tiempo? ¿Acaso hay novedad? ¡Si es siempre lo mismo! A lo que le podríamos responder: ¿Para qué entonces el tiempo de la vida? ¿Acaso no es para algo? Y para los más cristianos, ¿le has entregado ya todo lo tuyo al Señor y a los hermanos? Necesitamos este tiempo de preparación y, es más, requerimos que nos lo recuerde la Iglesia todos los años.

[seguir leyendo...]

Y tú…¿Dónde pones tu esperanza?


cadenas-rotas

“Llevo la cadena que forjé en vida –replicó el espectro-. La forjé eslabón a eslabón, yarda a yarda; y me la ceñí por propia voluntad y por mi propia voluntad cargué con ella. ¿Te parece ajena a ti?”, son las palabras que el espíritu de Marley dirige al que fue su socio, Scrooge en la famosa obra de Charles Dickens, Cuento de Navidad.

Cadenas que no rompió en vida y cuyo grosor iba aumentando cada vez que se ocupaba más de sí mismo y menos de los demás. A medida que su egoísmo se hacía cada vez mayor, esas cadenas eran cada vez más gruesas y pesadas, y, por tanto, más difíciles de llevar, aunque Marley no se daba cuenta de ello.

[seguir leyendo...]