Campamentos AJ Corona

La Asociación Juvenil Corona, a la cual pertenece la parroquia San Miguel Arcángel además de muchas otras parroquias de Madrid, tuvo su origen en 1985 gracias a la profunda amistad de unos sacerdotes de distintas parroquias recién salidos del seminario.

En un principio, aproximadamente desde 1975, surgió primero la Asociación Nueva Tierra, de la que formarían parte jóvenes de diversas parroquias de Madrid y de pueblos de Madrid en los que estaban destinados estos sacerdotes.

Así, fueron descubriendo la grandeza de los campamentos de verano para que los niños y jóvenes pudieran experimentar la fe, y encontraron en Picos de Europa, un ámbito natural de tal belleza que abría los corazones y las mentes de los jóvenes al encuentro con Cristo. A través de la convivencia, las marchas, la oración diaria, los cantos, la eucaristía, los trabajos, las catequesis, los juegos, se generaba un ambiente de amistad y compañerismo que difícilmente podrían vivir en otros sitios. Los campamentos fueron creciendo en número e intensidad. Las actividades se ampliaron durante el curso académico con marchas marianas, competiciones deportivas, convivencias, retiros y cursos de teología. Los campamentos y actividades de Nueva Tierra enseguida comenzaron a dar frutos para la vida de la Iglesia y del mundo entero. En los distintos años surgieron vocaciones sacerdotales, a la vida Consagrada y al matrimonio, que han mantenido vivas las parroquias de las que surgieron.

En septiembre de 1985 muchos jóvenes de Nueva Tierra decidieron unirse al movimiento de Comunión y Liberación. Otros se incorporaron a la Acción Católica Diocesana de Madrid. Los que continuaron con la Asociación cambiaron el nombre por el actual de Virgen de Corona, continuando así una iniciativa que sigue dando vida a muchos niños y jóvenes. El nombre de la Asociación viene del lugar en el que se realizó el primer campamento, allá por el año 1976 en el prado de la Ermita de la Virgen de Corona, patrona del valle de Valdeón.

Por todo ello, muchos jóvenes (sacerdotes, seminaristas, coordinadores y monitores) de las parroquias que forman parte de la Asociación Juvenil Corona actualmente, dedican horas de su tiempo libre al servicio en la Asociación, para que año tras año sea posible la realización de los campamentos, para que al igual que ellos disfrutaron de la experiencia de Cristo años anteriores, los niños y adolescentes puedan también vivir esa experiencia, siendo así un enriquecimiento mutuo de acampados y monitores, resonando así: “Dad gratis lo que recibisteis gratis” Mt 10,8