Ejercicios Espirituales: 15,16 y 17 de febrero

         Ha llegado el momento más deseado: los Ejercicios Espirituales. Un fin de semana para estar con el Señor en intimidad. Serán los días 15 al 17 de febrero en la
Casa Villa S. Pablo
, en la c/ Madre Nazaria 7 (Pza. Sta. Paula Montán o antigua Pza. Grosella). Y los dirigirá Fausto Calvo, formador del Seminario, que nos acompañará y nos ayudará a buscar, descubrir y vivir la voluntad del Señor.

         ¿Sabes que se vive en ejercicios?, ¿tienes dudas, miedos, incertidumbres?, ¿es tu primera vez y no sabes si podrás estar en silencio?, ¿has ido varias veces y piensas que los ejercicios no te pueden sorprender?

         Aquí tienes los testimonios de algunos jóvenes que estuvieron el año pasado de lo que supuso para ellos aquellos ejercicios. Seguro que te van a ayudar a animarte a venir…

Era la primera vez que iba a unos ejercicios espirituales.Mi sorpresa ha sido muy grande porque no sólo no se me han hecho largos por lo de no hablar, cosa que me daba un poco de miedo, sino que se me han hecho cortísimos. Son buenísimos, al menos los que me ha tocado hacer, y lo digo yo que no rezo mucho ni estoy acostumbrado a largos ratos de silencio, por lo que animo a cualquier persona a que pruebe a hacerlos con confianza. Y por dejar algo que se me ha quedado grabado: “en el camino de la fe, no hay terreno conquistado, o subes o bajas pero no puedes esperar a quedarte donde has llegado sin hacer nada” Juanvi

Jesús, fui a impregnarme de tu amor, abriendo mi corazón. Y al irte conociendo más, veo como dentro de mí, una luz empieza a brillar más fuertemente. Con estas palabras, resumo lo que han sido para mí, estos ejercicios. Sergio

Este año fueron mis primeros EE y fue una experiencia liberadora de muchos temores y dudas que llevaba dentro de mí. Los ejercicios me han llenado de mucha paz interior y sobre todo del infinito amor que Dios tiene hacia mí. Karla

“Imagina que hoy al salir de tu casa irás a visitar a un conocido que quieres mucho. Lo extrañas y necesitas abrazarlo. Lo abrazas y te encanta, te llena de amor. De nuevo, imagina ese amigo. Puede ser un familiar, un ser querido que ya no está contigo, o quien tú quieras. Pero imagínalo realmente, siente su abrazo y llénate de amor.Ahora imagina que no hay nada más que esa persona y tú. Que no hay preocupaciones, que puedes sentirte en paz. Que puedes disfrutar profundamente de ese abrazo. Mucho más que eso y mucho más profundo fue lo que he sentido, mientras el Señor me abrazaba” Emanuel

“Los ejercicios para mi se resumen en dos frases: quiero vivir en Cristo , por Cristo y con Cristo . La alegría está en saber que Dios nos ha perdonado.” Guille

“Te estaba esperando, ven y descánsate” Rocío

He vivido la misericordia de Dios, ¿qué más se puede pedir?” Mónica

Durante estos ejercicios he redescubierto a Dios como PADRE y gracias a ello cada vez me siento más libre ante Él y más cercano a su Amor. Juan

La experiencia de los ejercicios espirituales ha sido muy buena. No me arrepiento en lo más mínimo de darte un tiempo a solas con Dios. Muchas veces pasamos por situaciones difíciles y, aunque conocemos a Dios, no contamos con ÉL. Para mí esta fue una oportunidad para poder volver a abrir la comunicación con Dios. Dedicarle tiempo a hablar con ÉL, tiempo de verdad, no 15 minutos porque tengo prisa. Me encantó la experiencia porque me obligó a enfrentar la realidad de mi relación con Dios. Uno tiende a hablarle a Dios pero pocas veces busca escucharle. Esta experiencia ha sido muy importante para mí. Reynaldo

Me encontré con el Padre, me sentí amada, me sentí su hija querida. Me dí cuenta de tantas faltas que he cometido y que fuí perdonada, antes de que yo pida perdón por ellas. He sentido la misericordia del Señor y su alegría. QUE BIEN SE ESTÁ EN SUS BRAZOS. Mali

La verdad es que fui a los ejercicios un poco asustado por aquello de que no se puede hablar, se está todo el día rezando, etc. Pensaba que me iba a aburrir un montón. Pero aun así me fie de la gente que ya había ido otros años a los ejercicios y que me animaba a ir. Un momento importante de los ejercicios fue en la vigilia de oración, ya que una canción que había cantado miles de veces (Nadie te ama como yo) me llamo muchísimo la atención porque la letra estaba diciéndomela el Señor a mí, me estaba hablando y consolando a través de ella. Os animo a los que nunca habéis ido de ejercicios a que vayáis, que merece la pena. Que no os de miedo lo de no hablar, en realidad lo necesitas para meterte en tu oración para estar contigo a solas con Dios. Así que ¡ÁNIMO! Coto

¡¡¡NO DEJES PASAR LA OPORTUNIDAD DE ENCONTRARTE CON EL SEÑOR CARA A CARA!!!


         Las plazas son limitadas. El precio será de 70€ para los estudiantes (subvencionado) y de 85€ para los trabajadores. No te quedes sin ir por problemas de dinero. Para cualquier duda habla con Miguel Ángel. Rellena el formulario al que te lleva este enlace para poder inscribirte. Para pagar, puedes hacerlo, los jueves después de la Adoración del Santísimo (de 21 a 22h) o los domingos después de misa de 11h. La persona responsable es Juan Araque.

EL PLAZO FINALIZA EL DOMINGO 10 DE FEBRERO